Teletrabajo para la inclusión de personas con discapacidad

Jobing Blog on April 20th, 2010 No Comments

MARINA RIEGNER. (Para Jobing)

La ley 25.689 obliga las instituciones del sector público a reservar un cupo del 4% de su dotación para personas con discapacidad, que sean idóneas para los cargos vacantes. En el caso de las empresas privadas, la ley sólo se refiere a las concesionarias de servicios públicos. El cumplimiento del cupo es muy bajo. El teletrabajo podría ser una opción para incorporar personal con discapacidad

.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

La Ley Nacional de Protección Integral para las Personas con Discapacidad (25.689) establece un cupo laboral del 4% para personas con discapacidad (PCD) que tengan idoneidad para los cargos públicos vacantes. La norma rige para los tres poderes del Estado, sus organismos descentralizados o autárquicos,  entes públicos no estatales y  empresas del Estado. Dentro de esas instituciones, la obligación se extiende para el personal de planta efectiva, los contratados y todas las situaciones en las que hubiera tercerización de servicios.

En el sector privado, la ley sólo estipula un idéntico cupo para las concesionarias de servicios públicos. Esto significa que existe un vacío legal sobre cupos laborales para PCD en todas las demás áreas o industrias. Sin embargo, la contratación de PCD por parte de las compañías es una política de responsabilidad social empresaria que ayuda a la comunidad y que, indudablemente, redunda en la buena imagen de las corporaciones.

Pero lamentablemente, sería una utopía pretender la existencia de un cupo laboral para PCD en el sector privado cuando ni siquiera en el ámbito estatal ni en las concesionarias de servicios públicos, donde es obligatorio, se cumplen las cuotas estipuladas. Según la Comisión para la Plena Participación e Integración de las Personas con Necesidades Especiales (COPINE), el índice de cumplimiento es del 0,33%.

Una de las causas puede ser la levedad de las sanciones. “En caso de que el ente que efectúa una convocatoria para cubrir puestos de trabajo no tenga relevados y actualizados sus datos sobre la cantidad de cargos cubiertos con personas con discapacidad, se considerará que incumplen el 4% y los postulantes con discapacidad podrán hacer valer de pleno derecho su prioridad de ingreso a igualdad de mérito”, dice la ley.

La alternativa del teletrabajo

“El Estado… proveerá las ayudas técnicas y los programas de capacitación y adaptación necesarios para una efectiva integración de las personas con discapacidad a sus puestos de trabajo”, dice un artículo de la ley.

Quizás en las gerencias de recursos humanos de las empresas estatales no existan especialistas en el área de discapacidad. Tal vez se desconozcan cuáles son las ayudas técnicas específicas.

Para las PCD, la situación tampoco es fácil. En los casos de discapacidad visual o motriz, por ejemplo, las personas deberían atravesar ciudades poco amigables a bordo de un transporte poco accesible, lo cual implicaría un gran costo económico y psicológico. En este sentido, el trabajo a distancia podría tornarse una herramienta de inclusión laboral para las PCD ya que podrían acceder a sus tareas desde la comodidad de sus casas, gracias a los nuevos desarrollos de software accesibles.

Para que los cupos para esta población se hicieran realidad, sería necesario que mejorara la situación laboral de Argentina y que cayeran múltiples prejuicios y actitudes discriminatorias. En este largo y sinuoso camino, el teletrabajo podría ser quizás un primer granito de arena.

Scridb filter

Tags: , , , ,

No Responses to “Teletrabajo para la inclusión de personas con discapacidad”

Leave a Reply