Tiempo cara-a-cara

Jobing Blog on November 30th, 2010 No Comments

FRANCISCO RIZZO (para Jobing)

Cada vez existen más medios para comunicarnos. La multitud de canales (twitter, facebook, youtube, blogs, celulares 3G, etcétera) son un poco abrumadores y genera un choque cultural dentro de las generaciones más antiguas. Muchos temen que estamos dejando de lado la comunicación cara-a-cara y remplazándola por completo por una realidad virtual. Si bien, el tiempo que pasamos comunicándonos a distancia va aumentando, nunca se va eliminar por completo la necesidad humana de interactuar de manera presencial.

Hace 10 años atrás si querías invitar amigos a un asado, levantabas tu teléfono y comenzabas a llamar. Ahora en facebook el asado se convierte en un “evento” donde uno genera una lista de invitados, escribe un mensaje descriptivo (lugar, tiempo, etcétera) y espera las respuestas. Pero eso no es todo. También levantamos nuestro celular (ahora 3G) y mandamos un link con google maps, donde te muestra exactamente donde queda el evento. El asado sigue siendo igual de rico, lo único que cambia es que la gente termina más informada sobre el evento.

Admito que muchas veces la saturación de información es tan perjudicial como la falta de la misma. De todos modos, nos entrenamos todos los días (sin que nos demos cuenta) a filtrar la información que es útil del SPAM. La generación más joven (estoy hablando de la camada de chicos que están entrando a las universidades actualmente) manejan las redes sociales y sus celulares con tanta naturalidad que sorprende. Ellos saben buscar lo que quieren y no se enganchan con los mails que dicen “¡Te ganaste un viaje a Miami!”

Los universitarios actuales se convierten en los trabajadores y líderes del futuro. Aunque esta observación no es original no deja de ser válida. No es sorprendente entonces que las organizaciones en el futuro van a tener que adaptarse a este nuevo perfil de empleado. Es muy difícil mantener la competitividad si uno no está dispuesto a adaptarse a las condiciones del contexto en el cual uno se mueve.

La comunicación virtual aumenta, pero yo también argumento que el contacto cara-a-cara no disminuye. Gracias a tanta información, las personas se informan de eventos que antes nuca se hubiesen enterado (eventos culturales, festivales, charlas, etcétera). Todos los días las personas están realizando más actividades presenciales gracias a la tecnología y el aumento de canales de comunicación. Me cuesta imaginar un mundo donde todos estamos atrapados en cubículos y nuestra interacción con amigos, familia, pareja, colegas sea solamente virtual. Nuestra naturaleza humana no lo va permitir, está en nuestro ADN querer ver a otras personas.

La tecnología es una herramienta que se puede usar para el bien como también el mal. Confió en que las generaciones del futuro aprenderán a usarla solo para el bien y la potenciaran para mejorar su calidad de vida y su trabajo. Las generaciones más jóvenes están entrenándose por medio de redes sociales y sus celulares inteligentes a comunicarse bien y colaborar efectivamente a distancia. Este contexto hace que el teletrabajo no solo sea posible sino también natural.

Los equipos virtuales y el trabajo a distancia son modalidades de trabajo que van a ir tomando mayor protagonismo en los próximos años. Forman parte de la evolución normal de nuestra sociedad y no se deben temer. Nuestra naturaleza humana nunca nos va permitir eliminar por completo la comunicación cara-a-cara. Hoy en día la gente va al cine a ver películas en 3D, pero también mucha gente sigue yendo al teatro. El teletrabajo es como el cine 3D, representando el próximo paso en la evolución de la organización de trabajo. Pero también existe el teatro, por lo tanto, el teletrabajo se debe complementar con el trabajo presencial. El balance va ser la clave del éxito.

Contacto: franciscojobing@gmail.com

Scridb filter
No Responses to “Tiempo cara-a-cara”

Leave a Reply